Hipotecas Multidivisa. Una pesadilla para muchos pequeños consumidores.

En todo el territorio nacional se cree que existen unas 110.000 personas afectadas por las Hipotecas Multidivisa. Durante los años 2006 a 2009, los bancos ofrecieron en masa este producto, que a priori era muy atractivo al consumidor al ofrecer hipotecas que tomaban como índice de referencia divisas de menor valor que el Euribor, como pueden ser el Franco Suizo o el Yen, lo que permitiría, en teoría, poder acceder a intereses más reducidos que en las hipotecas normales, pero que constituían un producto complejo, no apto para todo tipo de clientes. 

En la práctica, se constató que este producto financiero tenía mayor complejidad y riesgo que el publicitado, y que al estar sujeto a las fluctuaciones del mercado de divisas y de los tipos de interés, provocó que muchas de las personas con estos productos se viesen muy perjudicadas económicamente por su elección.  Esto lo que quiere decir, que si una persona adquiría una hipoteca de este tipo, debía estar controlando casi diariamente la fluctuación de la divisa, para poder evitar que una apreciación de la divisa de referencia respecto al Euro, no hiciera que fuese impagable la hipoteca.

Una hipoteca multidivisa es, según sentencia del Tribunal Supremo de junio de 2015, un producto financiero complejo, es decir, un producto de riesgo. Y al ser un producto financiero complejo, se debe someter a la Ley de Mercado de Valores y a la Normativa Europea de Protección del Consumidor de Productos de Inversión, que garantizan que las personas que firmen estos productos tengan los conocimientos financieros suficientes para ser conscientes de lo que están adquiriendo.

 

Esta garantía es la que, desde un punto de vista jurídico, permite a las personas afectadas poder reclamar judicialmente e intentar demostrar que adquirieron estos productos sin entender exactamente qué contrataban, sin recibir toda la información detallada por parte de la entidad bancaria, que incumplía con ello su deber de transparencia bancaria, y que por ello esos contratos no deben tener validez al faltarles el consentimiento adecuadamente informado y libremente prestado por el consumidor.

Siguiendo este argumento, están siendo muchos los afectados por este tipo de hipotecas que han iniciado acciones judiciales para instar la nulidad –ya sea parcial o total- de su hipoteca multidivisa. Las sentencias a favor de esta nulidad se van repitiendo desde hace meses, destacando especialmente la Sentencia 323/2015 del 30 de junio del Tribunal Supremo que certifica la complejidad que la hipoteca multidivisa tiene para el consumidor (y por lo tanto la necesidad de que el contratante entienda perfectamente el producto al ser contratado), y que afectan al consumidor en dos aspectos fundamentales para reconfigurar su hipoteca:

  1. 1.       Por un lado, la vinculación de su hipoteca con el euríbor como índice de referencia.
  2. 2.       Y teniendo como base este nuevo índice, la devolución de aquellas cantidades que el consumidor haya pagado de más.

De esta manera, si como afectado por este tipo de hipoteca, no consigue llegar a un acuerdo con la entidad bancaria con la que tiene este préstamo, póngase en contacto con nuestro equipo de profesionales para interponer una demanda judicial para solicitar la nulidad de su préstamo vinculado a las cláusulas multidivisa.

Confíe en BFP Abogados su caso para poder recuperar su dinero y reconvertir su hipoteca sin abusos.

Acerca de Barcelona Abogado

Abogado
Entrada publicada en Dpto. Civil y etiquetado , , , . Bookmark permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


− dos = 2

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>